Novedades
antigua mineria inca fidel sanchez alayo

¿Cómo era la antigua minería Inca del Perú?

La minería es una de las actividades económicas más importantes y representativas del Perú. Y es que nuestra hegemonía en este sector proviene desde hace siglos, incluso desde las épocas preincaicas. No es ninguna sorpresa que los antiguos pobladores peruanos hayan practicado la minería y la metalurgia, pues los museos están llenos de objetos y esculturas preciosas hechas a bases de metales como la plata y el oro. Sin embargo, estos no son las únicas muestras mineras que se han descubierto en nuestro país. Por eso, hablamos con el empresario minero Fidel Sánchez Alayo, quien nos cuenta cómo era la antigua minería del Perú, desde las épocas preincaicas hasta los días de los incas.

Antigua minería en la época preincaica

“Aunque los primeros vestigios metalúrgicos provienen de la época de los Chavín, existen numerosas pruebas de que pobladores incluso más antiguos trabajan con minerales”, empieza Fidel Sánchez Alayo.

Los antiguos mineros peruanos ya utilizaban herramientas de trabajo minero, como hornillas de piedra y cerámica, crisoles de fundición y yunque de piedra compacta. Además, estos pobladores conocían los martillos de cobre, bronce y piedra, así como hachas con mangos de estos mismos materiales. Asimismo, durante investigaciones en Lauricocha (entre Cerro de Pasco y Huánuco) llevadas a cabo por el arqueólogo Cardich, se encontraron cadáveres de niños con una antigüedad de 8000 años a.C., que llevaban collares con formas de cubos de turquesa, además de una gran cantidad de hierro granulado u oligisto con magnetita. Incluso se encontraron muchísimos instrumentos de sílex con evidentes avances tecnológicos correspondientes a los años 6000 a.C. y 3000 a.C.

Mucho después, podremos encontrar las primeras muestras de metalurgia pertenecientes a la Cultura Chavín. Fidel Sánchez Alayo nos cuenta que es en esta edad en la que se empieza a trabajar el oro mezclado con plata y cobre. Los Chavín denotan un alto de nivel de cultura, debido a los diseños complicados, los méritos artísticos y los simbolismos complejos.

Los Vicus, desarrollados entre los 1000 a.C. y 300 años d.C. en Piura, trabajaron con enchapes de oro, narigueras de plata y oro y artefactos de metal como cinceles, cetros, agujas, etc. Al sur, los Paracas mostraron adornos predominantes de oro, con mezclas de plata y cobre. De vuelta al norte, los Mochicas trabajaron con oro, plata, cobre e incluso aleaciones de cobre y estaño para obtener bronce.

Fidel Sánchez Alayo menciona que el apogeo de la Edad de los Metales se dio gracias a la cultura Tiahuanaco, ubicada en el alto Perú. Los Tiahuanaco no solo trabajaron el oro y la plata, sino también alcanzaron la aleación de bronce gracias a un buen trabajo del cobre y el estaño. Asimismo, sus procesos de fundición se realizaron en hoyos en el suelo o crisoles de barro, las cuales utilizaron como menas de cobre. Gracias a estas técnicas, reducían el óxido a metal por medio del carbón de palo y la aplicación de fuertes corrientes de aire.

Mientras tanto, los Chimú, quienes se desarrollaron del año 1200 al 1460, destacaron por su arte metalúrgico y por sus técnicas avanzadas del oro, las cuales trataron por fundición al martillo, soldadura, remache y repujado. Además, aplicaron laminado a sus objetos metálicos, alcanzando así niveles altísimos de perfección.

Antigua minería en la época incaica

Según Fidel Sánchez Alayo, los incas gozaron de una extraordinaria organización, la cual permitió que los recursos minerales sean administrados, susceptibles de ser explotados, transportados, transformados, distribuidos y conservados de manera excelente.

Los Incas extraían muchas clases de metales, en especial el cobre, el cual fue el que tuvo más uso. Los utensilios eran hechos exclusivamente de cobre y bronce, los cuales extraían de los óxidos y sulfuros, respectivamente. Por otro lado, la mayor parte de la producción de oro provenía de la explotación aurífera de los ríos de la Cordillera de los Andes y de la Llanura de la Selva. La producción de plata, por su lado, se obtenían de las minas de Porco, en Potosí, de minas de poca profundidad. Asimismo, también trabajaron las aleaciones de oro-cobre y oro-plata, encontrándose incluso vestigios de platino.

Administración de actividades mineras incas

Fidel Sánchez Alayo menciona que, durante la época incaica, se instauraron criterios de propiedad y usufructo de recursos. Asimismo, se crearon categorías de trabajadores dedicados a las faenas mineras y metalúrgicas. También asignaron áreas de explotación y se originó una producción a mayor escala. Los incas también establecieron periodos estacionales de explotación, turnos de trabajo y productividad esperada.

Fundición y metalurgia de los incas

El proceso de fundición desarrollado por los incas se llamaba “Huayrachira”, los cuales eran hornos portátiles hechas de barro crudo de un dedo de grosor, una vara de alto y un tercio de vara de ancho. Estos tenían orificios delanteros por donde ingresaba el viento con el que se encendía y fundía y hoyos traseros por donde escapaba el humo. Estos se mantenían encendidos durante día y noche en los cerros. Dentro, echaban el metal y lo cebaban con carbón, excremento de auquénidos y metal hasta que se consumía lo que se tenía que fundir. Al pie del horno había una cajuela de barro crudo donde goteaba el plomo del metal, formándose tejuelos, los cuales luego se refinaban para producir plata.

Por otro lado, los incas manejaban un gran número de técnicas mineras y metalúrgicas, las cuales involucraban instalaciones para el lavado de oro, hornos de fundición (huayrachiras), sopladores de tubos de cobre, técnicas de cobre martillado en frío, técnicas de oro en hojas delgadas, vaciados de oro y plata en moldes con el procedimiento de cera perdida y diversos métodos para el dorado.

Fidel Sánchez Alayo es un empresario peruano CEO del proyecto minero Marine Resources y de la empresa ganadera San José del Monte, que trabaja arduamente para lograr sus metas profesionales y familiares.

Te invitamos a seguir leyendo más artículos sobre minería, ganadería y agricultura del Perú.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *